El jazz

Quisiera presentarme como “fiel amante del Jazz”. Un poco contradictorio esto de “fiel” y “amante”, pero creo que no hay forma más acertada de llamarlo. Llego a mi vida cuando estaba casada con el rock hace años, pero desde que apareció no dejo de engañarlo ni un día de mi vida.

El Jazz tiene esa desprolijidad y destiempo tan encantador, que te desequilibra y equilibra a la vez. Le gusta jugar con los límites, con las reglas, con lo convencional. Si bien no hace lo que el rock, eso de pregonarse como revolucionario y contrario al sistema, lo es en su esencia y sin tener que hacer ni siquiera mención de ello. Basta que un baterista quiera comprender o descifrar un esquema repetitivo para que se le parta en dos la cabeza, y lo mismo pasa con el resto de los instrumentos de una pieza musical. El jazz es en esencia lo que tanto pregona el rock, es honestidad sin más explicaciones.

Sus cantantes y demás músicos exploran todos los matices posibles, y tienen una precisión increíble, y las interpretaciones en vivo pueden llevarte emocionalmente hasta el llanto mismo. Actúan sobre la mente y el espíritu.

Hoy y hasta el fin de los tiempos, ¡Que viva el Jazz!

Anuncios

Acerca de jazzpushplay

Amo el Jazz y tocar el saxo ;)
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s